7/26/2007

Una buena herramienta


Cuando nos acercamos a las personas esperamos atención y comprensión, dando por hecho que seremos tratados con delicadeza y respeto. Pero, ¿cuántas veces procuramos tratar a los demás de la misma forma?
La empatía es el esfuerzo que realizamos para reconocer y comprender los sentimientos y actitudes de las personas, así como las circunstancias que los afectan en un momento determinado. Es muy común escuchar que la empatía es la tendencia o actitud que tenemos para ponernos en el lugar de los demás, en lo particular es la herramienta mas importante de mi trabajo, pero también en las relaciones interpersonales de todas las personas en este mundo.
La empatía se facilita en la medida que conocemos varios aspectos de la historia de nuestros semejantes, por ejemplo: edad, sexo, escolaridad, ambiente en el que se desenvuelven, cultura, lugar de origen, etc. Este entendimiento nos facilita descubrir los motivos de enojo, alegría o desánimo de las personas y su consecuente modo de actuar.
Aún así, debemos superar ciertos obstáculos de nosotros mismos: cansancio, mal humor, dolores de cabeza , preocupaciones en el trabajo, estudio y propias; en este caso lo que menos deseamos es escuchar lo bien o lo mal que les sucede a los demás.
El problema es dejarnos llevar por nuestro estado de ánimo, por tanto, la empatía implica generosidad y genuina comprensión: para olvidarnos de nosotros mismos en esos momentos y hacer el esfuerzo por considerar los asuntos y sentimientos que los demás quieren participarnos, aunque nosotros no los compartamos.
La empatía nos da un sin fin de posibilidades, primero hacia nuestros semejantes, quienes buscan con quien compartir y confiar sus problemas, alegrías, triunfos y fracasos, ser escuchados y comprendidos. De esta forma tenemos la inmejorable oportunidad de procurar el bienestar, desarrollo y perfeccionamiento de las personas, lo cual manifiesta el profundo respeto que les debemos.
Para nosotros, la empatía nos permite conocer y comprender mejor a las personas, a través del trato cotidiano, estamos en condiciones de mejorar en familia, obteniendo una mayor colaboración y entendimiento entre todos; con la pareja la relación es cada vez más estable y alegre; con los amigos garantiza una amistad duradera; con los conocidos abre la posibilidad a nuevas amistades; en la empresa ayuda a conseguir una mayor productividad al interesarnos por los empleados y compañeros; en la escuela se obtiene un mejor rendimiento por la relación que se tiene con los alumnos y entre ellos mismos.La empatía desarrolla en nosotros la capacidad del interés por los demás, es la mejor forma de identificarnos plenamente con las personas, cambiando de esta forma el entorno social en el que vivimos, se convierte en algo sencillo si nos detenemos a pensar un poco en los demás y en consecuencia, aprenderemos a actuar favorablemente en todas las circunstancias. Por eso, debemos estar pendientes y cuidar los pequeños detalles que reafirmarán este valor en nosotros.
Podemos concluir que la empatía es una herramienta indispensable, sin ella sería muy difícil enriquecer las relaciones interpersonales; quien se preocupa por cultivarla ganará confianza, amistad, comprensión, generosidad, respeto y comunicación en su trato con los demás.

19 comments:

Roberto Lone said...

Bueno, yo estoy muy alegre de conocer tu espacio. Verdaderamente y con toda honestidad en recibido un buen espíritu de tu persona y estoy seguro que eso es parte de esa empatía que todos estamos tratando de practicar diariamente con nuestros seres queridos y nuestros amigos y amigas en este medio.

Gracias por tus aportes, son de gran valor para mí.

Feliz fin de semana!

Goathemala said...

Mónica, ¿es la empatía lo mismo que la afinidad? ¿Qué siento por muchos blogueros? ¿Empatía, afinidad? Te lo pregunto, humildemente, porque veo que dominas mucho estos temas.

Saludos.

Goathemala said...

¿Para la empatía es preciso el conocimiento físico? Yo creo que no.

Saludos y buen fin de semana a todos.

Calle Quimera said...

Me quedo con estas últimas líneas: "quien se preocupa por cultivarla ganará confianza, amistad, comprensión, generosidad, respeto y comunicación en su trato con los demás". La empatía es la clave de las relaciones humanas, a mi entender. Esforzarse en comprender a los demás es la mejor forma de asegurar una buena convivencia; enriquece a quien la practica y a quien la recibe.

Interesantísimo artículo, Mónica... Un beso.

G.Ruiz said...

Gracias Monica por recordarme algo tan importante, creeme en estos momentos practicar la empatia me envuelve el corazon en una maraña de sentimientos.
saludos

ACENTUANDO said...

Mónica me parece un muy bonito recordatorio. Cómo nos cuesta a nosoros olvidarnos de nosotros mismos y hacer un breve espacio para darle amor, atención y comprensión a quienes nos rodean.....por que al final eso es lo que todos buscamos, no? que nos comprendan, escuchen y quieran.
Un abrazo y que sigan los buenos recordatorios!!

Calle Quimera said...

No se si conoces "el teléfono de la esperanza".Bueno,hice un curso de crecimiento personal por medio de esta asociación.Allí nos hablaron de empatía,autoestima,mensajes parentales y muchas más cosas.También hicimos varios ejercicios psicológicos,la verdad es que fue un curso maravilloso.Lo mejor ......la gente. Besos.

Goathemala said...

Por lo que entiendo la afinidad se tiene per se, mientras que la empatía requiere un esfuerzo para entender al otro.

Saludos.

Mónica Lima Quinto said...

Roberto, muchas gracias por tus palabras y me siento satisfecha de ser portadora de buenas nuevas.
Goathemala, no es lo mismo, podemos ser empáticos mas no afines con los demás y viceversa, te voy a poner un ejemplo para ilustrar: va una persona X en el bus, luego, siente que otra persona Y le machuca el pie, el señor X se voltea dispuesto a maltratar al señor Y, pero se percata de que éste es ciego, se despierta en el EMPATÍA en el señor X pues su acto fué involuntario en vista de su condición, apesar de que entre ambos no hay ninguna afinidad ya
que no se conocen, ¿me explico?
No es preciso el conocimiento físico, con todo lo que escriben mis amigos los blogueros me percato de la forma de ser de cada uno, sus edades, paises de orígen, religión o no, me otorgan información valiosísima para comprender el por qué de sus comentarios. Y NO LOS CONOZCO FÍSICAMENTE.
Calle quimera, no se si estoy hablando con la parte femenina o masculina, aún así las dos partes son muy empáticas y sensibles.
Gustavo, ojalá que esa maraña de sentimientos sea para reflexionar sobre el crecimiento personal.
Acentuando, todo con medida, cuando nos damos mucho a nosotros mismos nos convertimos en egoistas, pero cuando damos mucho a los demás nos convertimos en codependientes, los extremos son malos, hay que encontrar el sano equilibrio entre las dos partes.
Calle quimera (parte dos), no he escuchado sobre la organización pero me alegro que en otros lugares, el crecimiento personal sea una parte muy importante del ser humano, acá estamos dando pasos de bebé.
Goathemala, en parte, ya que no se es afin en un 100% con nadie, así tampoco podemos ser empáticos un 100% con los demás, si fuera así ¿en donde quedarían las diferencias individuales?, además ¡que aburrida sería la vida!, como escribió mi amigo Roberto, el blog está catalogado como la octaba maravilla del mundo, es un medio que a mi en lo particular me encanta, mi objetivo inicial era realizar intercambio de información científica, pero resultó otra cosa, muy interesante por cierto, he aprendido, he compartido, me he enriquecido de todos ustedes, y por ello, ¡muchas gracias!

Goathemala said...

Te agradezco la distinción, por aquí es usual emplear ambos términos como sinónimos y no es así. Gracias.

P.D.- Estuve en Tikal y Yaxha. Mi vocabulario es corto para describir el gozo que sentí allí.

reikiaduo said...

Claro, pero la empatía es difícil de desarrollar cuando estás inmerso en la desaforada inmensidad de tu propio (y tan especial) ombligo

Claro que hay "truquis"

Mónica Lima Quinto said...

Goathemala, al menos allá hay confusión de términos, acá no se conocen, ni mucho menos su significado. Las personas que conocen nuestra herencia cultural se quedan enamoradas de esta tierra linda, Guateámala.
Reikiaduo, (me costó escribirlo), como dije anteriormente hay que tener cuidado, si das mucho, hay codependencia, si das poco, hay egoismo.
Saludos amigos y gracias por su visita.

La Filistea said...

Mónica todo se oye bonito, pero a veces cuesta muchísimo porque creo que uno a veces antepone los 'prejuciosos' , o lo que el ojo vé.

O al menos yo he sido tentada por ese pecado y algunas veces uno cierra la puerta antes que alguien intenté serlo..

Mirá si me decís que esto tiene que ver, sigo con lo demás, ahora si me salí del güacal, pues explicame con manzanitas plizz!!

Chaludos.

CHC said...

En un libro que se llama "Ahora descubra sus Fortalezas", hay un test para encontralas en uno mismo. Dentro de mis 5 fortalezas está la Empatía...y creo que la tengo tan arraigada que a veces me hace sufrir. Pero creo que si no la tuviera (como fortaleza), nunca pudiera hacer lo mejor posible mi trabajo periodístico.

Un abrazo Mónica.

Mónica Lima Quinto said...

Filistea, precisamente esa es la empatía "liberarnos" de nuestros prejuicios hacia los demás y ponernos en el lugar del otro, comprender el por qué actúan como lo hacen, eso te otorga respeto hacia las diferencias de cada uno; es mas, no se logra un 100% ya que no podés dejar a un lado tu forma particular de ser.
No practicarla, es parte del hecho de ser humano, de hecho la palabra PECADO no me gusta ya que nos ata y nos hace sentir culpables.
En relación a la empatía te voy a poner un ejemplo: llegó a mi clínica una señora X, jóven, de buena apariencia, con educación, mamá de gemelas y un varón; el esposo que era todo lo contrario a ella andaba en amores con otra persona con la que procreó un hijo y el segundo venía en camino; como todos los que nos consultan llegó a que yo le dijera ¿QUE DEBÍA HACER?, para mi hubiera sido fácil decirle que lo dejara, que no la merecía, pero para ella hubiera sido difícil tomar la decisión, la que dicho sea de paso correspondía a ella tomarla, no a mi; yo le devolví la pregunta diciéndole ¿Qué ha pensado hacer usted? ¿Qué cree que sea más conveniente que haga?, dudó por un momento y me dijo: voy a quedarme a su lado ¡para que la OLVIDE!, además es mi deber estar con el en las buenas y en las malas, ahora Filistea, te hago la pregunta ¿Crees que estuve de acuerdo con la señora X? ¡de ninguna manera!, pero mi trabajo no es juzgarla, ni hacerla sentir mal, ni dar consejos, simplemente apliqué la EMPATIA y ayudé a que ella superara el problema.
Saludos,
Chochi, no comprendo en qué sentido la empatía te hace sufrir ¿por qué? debería ser lo opuesto.
Conque sos periodista ¿no?, he tenido la impresión de que los periodistas son personas muy cultas, ¡ah! gracias por tenerme dentro de los FORMALITOS, pero mas me hubiera gustado estar dentro de los investigadores, pero ni modo, ja ja ja, me ubicaste bién,
Saludos Chochi,

reikiaduo said...

El dar "mucho" o "poco" es también una cuestión relativa en función de la disponibilidad, mucho o poco ¿comparado con qué referencia?, ¿cuánto de llenas estaban tus reservas?

El sentimiento que se puede llamar felicidad (o paz, o gratitud, o satisfacción, o amor, o como tu quieras), resulta extremadamente contagioso cuando nos desborda desde dentro

El sentimiento que se puede llamar des-felicidad (o des-paz, o des-gratitud, o des-satisfacción, o des-amor, o...) lamentablemente también lo es

Y por supuesto nadie "da" aquello que no tiene (física dixit)

ale said...

estoy de acuerdo que la empatía es una de las claves para las buenas relaciones humanas. Comparto con la Chachi eso de que a veces la empatía hace sufrir un poco también. Mónica, me imagino que con tus pacientes también trabajarás herramientas para aquellas ocasiones cuando uno siente que "se aprovechan de tu nobleza" como diría el Chapulín.

Una pregunta, ¿cuál es la diferencia entre la empatía y la compasión? (compasión en el sentido cristiano)

Saludos!! qué buen tema.

Mónica Lima Quinto said...

Reikiduo, ¿en comparación a qué?, el sentido común lo indica, hay personas que pretenden que las atienda el domingo, eso no valorar el espacio y tiempo que es nuestro; todo con su justa medida.
Ale, cuando se aprovechan de tu nobleza, ¡cuidado! estás cayendo en falta de estima para ganar amor, admiración y aprobación de los demás, es preciso poner límites sanos.
La real academia española define la compasión como "Sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias", podrían parecer sinónimos, sin embargo a mi parecer creo que la diferencia se encuentra en las palabras "conmiseración y lástima", tu ayudás a alguien no porque le tengás conmiseración o lástima sino porque existe el amor universal hacia los semejantes y el deseo de poderlos ayudar.
Espero que haya podido aclarar sus dudas y felicidades.

sd.gudiel said...

Hola, Monica. Me encanto econtrar este BLOG tuyo, excelente lo que se habla aca. Te felicito por tu inspiracion y profesion. Angeles como tu son los que necesitamos en todas partes. Cordial Saludo.