4/28/2007

La identidad

Durante dos semanas trabajamos un grupo multidisciplinario, en la elaboración del primer borrador de estándares educativos para la modificación curricular, según la consigna de los Acuerdos de Paz y de manera muy acertada y apropiada, se dió la inclusión a la educación de los cuatro Pueblos, entiéndase: ladinos, mayas, xincas y garífunas.
Lo que me ha llamado poderosamente la atención, es que los especialistas en esa disciplina, llevaron un libro de Gramática Maya y .... ¡el libro fué elaborado por una inglesa! es el colmo, teniendo Guatemala tan buenos académicos en la materia, dejamos por un lado nuestra verdadera escencia; históricamente hemos contado con el mismo problema: linguistas, fotógrafos, recuperadores de monumentos históricos, estudio de trajes típicos, etc., han sido en su mayoría extranjeros.
Por mi parte, conocía muchas lugares mayas, sin embargo no conocía físicamente Tikal; antes de mi segunda intervención quirúrgica del corazón pensé: "Voy a conocer Tikal, por si ya no tengo otra oportunidad", es un lugar facinante, me encantó; y pensar que desperdicié tanto tiempo conociendo primero otros lugares del extranjero, antes que mi propia tierra.
No esperemos, como yo lo hice; hasta llegar a la última oportunidad para agotar el conocimiento de Guatemala en todo sentido; para mi es un orgullo haber nacido en esta tierra que me ha cobijado.

3 comments:

La Filistea said...

Mónica te leí en la revista D,te puedo decir que en algo nos parecemos o al menos pasaron sucesos en nuestras vidas que nos hicieron creer en un 'poder superior' yo le llamo 'el gran arquitecto' que a pesar de las marometas que nos ha hecho dar por alguna razón nos sigue manteniendo en este maravilloso mundo.

Ahora bien. . . leyendote sobre la identidad del guatemalteco, y sobre la poca información que algunos conocemos de nuestros antepasados yo se lo atribuyo a que muchos estamos peleados con
Guatemala.

Yo vivo en el extranjero, yo estoy haciendo las pases con Guatemala, antes no quería no oir su nombre, mas nunca la negué, pero ahora que estamos en ese proceso de cortejo entre Guate y Yo, se me remueven los riñones cada vez que leo a alguien que la ama tanto y es como una pequeña dosis de reconciliación entre las dos.

Voy a seguirte leyendo hace mucho tiempo que no entraba a blogger.

Abrazos.!!
Ciao,ciao.

Mónica Lima Quinto M.A. said...

Filistea: Me gustaría conocer más sobre tu testimonio y me agrada saber que estás haciendo las paces con Guateamala, recordate que todo es un proceso

La Filistea said...

Hola Mónica:
Se me había perdido tu blog, lo bueno que lo encontré nuevamente.

Por ahora y no es que me lleve de hermetica, solamente te puedo decir que las autoridades que nos ''cuidan'' allá en Guate, hicieron un tremendo papel protagónico, y de ahí tomé la decisión (a fuerzas) de salirme de Guate.

Y encontrarme con ciertas caracteristicas extintas para mí en la sociedad guatemalteca aquí en un país del primer mundo.

Me confirmó lo que sospechaba tenemos arragaido un miedo increible que nos hace estar estancados, a la mayoría en Guatemala.

Y los pocos que rompen el molde, son los menos imitados.
Esto lo escribo sin la más mínima amargura, aunque se lea de esa forma.

Talvez soy demasiado realista.

Un abrazo Mónica.!