9/22/2007

Milagros


Los milagros existen, yo misma soy un milagro, el solo hecho de estar vivos lo es, como lo he dicho otras veces, me vi forzada a creerlo ya que hay situaciones a las que no se le encuentra una explicación diferente, he aquí uno de tantos ejemplos de los cuales puedo dar fe:

Cuatro años después de que naciera Mónica, sentí el llamado de la naturaleza a concebir nuevamente. Me realizaron los exámenes pertinentes para comprobar el estado de mi corazón derivado de un problema presentado cuando nació Mónica, mediante el resultado de esas pruebas se determinó que ameritaba una nueva operación a corazón abierto como la practicada cuando yo era muy pequeña.

Luego de mi segunda operación ya me había resignado a que nuestra familia estuviera constituida por tres miembros, en vista de que los cardiólogos me recomendaron no embarazarme ya que significaba correr un gran peligro para mi vida.
Posterior al año de mi segunda operación, en un chequeo rutinario con el cardiólogo, le exprese mi preocupación por un retraso que presenté, me hicieron un examen de sangre, esperé el resultado y el cardiólogo me dijo: tenemos problemas, está embarazada. Para muchas mujeres el embarazo no representa un problema, saludablemente hablando, sin embargo, yo tomo medicamentos de por vida, que según me dijo el especialista causan deformidades en el feto, no sabía que sentir, si alegría por el embarazo o culpabilidad porque los medicamentos que me tienen con vida le iban a causar un daño a mi bebé.

Consulté con varios especialistas, me dijeron lo mismo, era yo o el bebé, por supuesto, me advirtieron que si el embarazo se complicaba optarían por salvar mi vida, situación que no estaba dispuesta a aceptar.

Durante casi cuatro días dejé de tomar el medicamento, por temor a lo que pudiera estar ocasionándole al bebé, mi cardiólogo particular me previno que en caso de suspenderlo me ocasionaría una embolia y el resultado sería que no sobreviviríamos ambos.

Para el control del embarazo me asignaron a un nuevo cardiólogo, quien realizó los exámenes rutinarios, de laboratorio, electrocardiograma, ecocardiograma y holter.

Cada cierto tiempo me realizan esas pruebas y no ha habido mayor complicación; me sentía tranquila, pero el resultado del holter (electrocardiograma de veinticuatro horas) tenía una alteración, mi corazón se detenía por espacio de dos segundos varias veces durante la noche, situación que me aclaró el doctor no era debido al embarazo propiamente aún así debian colocarme un marcapasos.

El doctor me dijo que en caso de tener hijos previos, era necesario suspender el embarazo y practicarme un legrado ya que era sumamente peligroso seguir el curso del mismo y aclaró que yo no podía darme el lujo de correr ese riesgo.
Esos días para mi fueron bastante difíciles, ante la situación asumí que debía ganar tiempo y le comenté que acababan de realizarme un examen similar y el resultado indicaba que no existía ninguna alteración; en efecto llevé el informe al doctor sin embargo me hizo prometer que en caso de sentir cualquier alteración que me presentara.

El 21 de abril de 2,006, en contra de toda expectativa negativa nació mi segunda hija, Elda Gabriela prematuramente a las treinta y cuatro semanas de gestación, en medio de la tensión y aflicción, pesó 4.14 libras, estuvo conectada a un ventilador mecánico por espacio de tres semanas, ya que a los niños prematuros no se les han desarrollado del todo los pulmones.

Todo esa aflicción y temor de que el medicamento pudiera ocasionar problemas a Elda, ahora es parte del pasado, a los dos meses duplicó su peso y desde los seis meses, es una niña de peso y talla normales, lo que me habían dicho ocurriría a los tres años, además es normal y sumamente inteligente como su hermana Mónica.

En esa oportunidad soñe al angel Gabriel quien me anunció que ese ser que se estaba formando en mi era una niña y se encontraba plenamente saludable. Todos los días agradezco por la dicha de tenerlas a mi lado, también he aprendido una lección, no hay que dar nada por sentado ya que los milagros existen.

17 comments:

Goathemala said...

Preciosa historia la manera de venir al mundo de Elda. También yo he sentido en ocasiones que un angel nos da una pincelada...

Gracias por compartir.

--
Saludos.

Calle Quimera said...

No hay duda de que ha sido todo un milagro.. Y precioso, a juzgar por la foto..

Tuviste mucho valor, pero la recompensa ha sido espléndida.

Un beso, Mónica, y de verdad que felicidades por esa belleza de hija.

Mónica Lima Quinto said...

Goathemala y calle quimera, mis distinguidos amigos españoles, muchas gracias por los cumplidos hacia mi hijita, la verdad es que ella trae su historia, Elda quiere decir luchadora, desde su concepción tuvo que luchar por su vida, espero que la historia algún día se la cuente a sus descendientes.

CHC said...

Que linda nena!! Ella es un milagro, porque es un angel que vino al mundo a traerte muchas bendiciones!!!

Te felicito.

Monica, quisiera escribirte algunas cosas, pero no tengo tu e mial, serias tan amable de enviarme un mensajito al mio: chachi_ny@yahoo.com

Gracias.

SCD said...

Sin duda, los milagros ¡existen!.

Maravillosa historia ;-)

Saludos!!!!!

G.Ruiz said...

Maravillosa historia Monica, que milagro mas hermoso (a juzgar por la foto diria Avalon).
Saludos

Mónica Lima Quinto said...

chachi, SDC y Gustavo, es uno de los tantos milagros que hay en mi haber, el primero definitivamente es la vida, gracias por sus comentarios.
saludos

ale said...

Qué historia!! y qué linda tu nena. Esos meses los has de haber sentido eternos.

Abrazos

Mónica Lima Quinto said...

Ale, no solo eternos, sino también llenos de angustia e incertidumbre, pero que bueno que ya es historia. Cuidate

Otra vez a viajar al olvido... said...

y que ves desde tu perspectiva?

Mónica Lima Quinto said...

Otra vez viajar al olvido, que no sucede o deja de suceder algo por gusto, todo tiene un propósito.

La Filistea said...

Yo estoy convencidísima que los milagros existen y con esto que has contado se sigue fortaleciendo mi convicción.

Saludos y bendiciones a tu linda familia Mónica.

ALEX said...

A MI ME PARECE SUPER-VALIOSO QUE PUEDAS VER LOS MILAGROS ENFRENTE DE TI, EN LA VIDA DE TUS HIJAS Y EN LA TUYA MISMA. QUE BIEN QUE LE DES AL MUNDO MUJERES SALUDABLES.

Mónica Lima Quinto said...

Filistea, yo me vi literalmente en la necesidad de creerlo para sobrevivir, que bueno que este testimonio haya servido para algo.
Alex, muchas gracias por tus comentarios y saludos para todos

Lizeth said...

Que bendiciòn saber que eres protagonista de varios milagros. Dios es real y es el mismo de ayer y hoy y por los siglos. Cada vez que së, de un testimonio asì, vuelvo a recordar cuando el mar se abriò a la orden de Moises por el poder de Dios. El abre siempre un camino donde parece que no lo hay.
Que linda niña y que hermoso nombre, Gabriela , su nombre seguramente sabes que significa mensajera de Dios. El te ha enviado un precioso mensaje a traves de ella.
Aquí otro significado:
Gabriela: Nombre Femenino de origen Hebreo.
Del hebreo mujer de Dios o Fuerza de Dios.
Dios te bendiga y a tu familia.

reikiaduo said...

Buscamos milagros, nos encantan los milagros como que las iedras del leche y cosas así, pero no tenemos ni idea de lo que es un milagro en realidad

El aliento que acabo de recibir sin que nada ni nadie me lo debiera, ¿de dónde vino?, ¿a dónde se fue?...eso era un milagro

Mónica Lima Quinto said...

Lizeth, efectivamente sabía lo de "mensajero", también Elda tiene su significado "luchadora". A veces me pregunto si lo que escribo ¿será demasiado personal?, pero tengo la responsabilidad de pasar la vela que me ha alumbrado a otras personas.

Reikiaduo, hay cosas que no nos podemos explicar, la vida es una de ellas, un conjunto de células se convierten en una vida tan perfecta, he allí el milagro