5/22/2007

A propósito de.....

Víctor Frankl

Cayó en mis manos el libro “El hombre en busca del sentido último”, a raíz de una situación sumamente difícil que me encontraba enfrentando y realmente quedé fascinada con su lectura. La historia va mas o menos como la expongo a continuación:
Víctor Frankl médico judío vienés, durante la segunda guerra mundial estuvo preso junto con su familia, en los campos de concentración durante la época del holocausto, allí mueren su esposa, madre, padre, hermano y cuñada. Se encontraba despojado de sus seres queridos, profesión, pacientes, hospital, hogar y de sus pertenencias, es decir, de lo que le daba sentido a su existencia, al igual que todos los demás compañeros de infortunio, muchos de los cuales se quitaron la vida, pero él encontró uno nuevo sentido: sobrevivir
Dadas las circunstancias inimaginablemente difíciles, utilizó las situaciones adversas no para su destrucción sino para la construción de una teoría psicológica, con la cual se beneficiaría la humanidad, que es la Logoterapia.
Para poder superar el dolor al que se encontraba sometido, se apoyó en varios aspectos para sobrevivir, por ejemplo, la experiencia del amor, la que le daba la fuerza para seguir luchando contra las atrocidades de que fuera objeto y definía como la meta más elevada y esencial a la que puede aspirar el ser humano, el sentido del humor, lo que le autorizaba a interrumpir el pesado trabajo, el pasado, con el cual se enriquecía a través de las vivencias anteriores, la espiritualidad, que para Frankl es un diálogo intimo con el más íntimo de los amigos, y por último, la soledad, esos breves momentos en los que podía recuperar algo de su intimidad y privacidad.
Al final de la guerra, Frankl constató que estaba destinado a vivir “para algo”, sin embargo tuvieron que pasar varios meses para que pudiera sobreponerse a las experiencias vividas y a sus pérdidas para regresar al trabajo de su manuscrito en donde narra su vivencia en los campos de concentración. Esta publicación, que inicialmente se llamó "Un psicólogo en un campo de concentración" es la que actualmente lleva por nombre “El hombre en busca del sentido ultimo”, la que ha sido publicada en 18 idiomas.
Una cosa es leer y otra cosa es hacer propia la lectura, cuando me apropié de ésta, me percaté de la riqueza del libro, el mensaje que encierra, la logoterapia como teoría y técnica psicoterapéutica, cuyo objetivo es, encontrarle el sentido a la existencia que cada uno de nosotros tenemos.

3 comments:

G.Ruiz said...

Interesante comentario sobre este libro, tendre que leerlo.
Saludos

La Filistea said...

Eso es lo que me gusta de los libros que contienen este tipo de mensajes, que no solamente narran lo insoportable de un cautiverio como los fueron los campos de concentración nazis, sino esa gran fuerza interior que tiene el ser humano de encontrar el valor de la vida en cualquier momento por muy 'canijo' que éste sea.

Lo pondré en la larga lista de libros que tengo pendientes para leer, ojalá y lo pueda encontrar en la biblioteca y cuando eso pase vengo a dejar mi punto de vista.

Saludos..Mónica.

Mónica Lima Quinto M.A. said...

Leanlo, no se van a arrepentir, a mi me dió una diferente PERSPECTIVA de la vida.